¿Quieres ser manicurista profesional? Un curso
online es tu mejor opción

Hola guapa!

¿Qué tal? ¡Espero que estés muy bien!

Antes de comenzar con las razones por las que un curso de manicura online es una gran opción, quiero que me conozcas un poco más. Mi nombre es Dasha Shevchenko, soy emprendedora, experta en manicura y tengo 7 años de experiencia en el mundo de la belleza y la estética y durante estos años he aprendido a leer entre líneas lo que una persona quiere cuando entra en un salón de manicura. No os hablare de las decenas de títulos que he obtenido como manicurista ni de los campeonatos porque esto es lo de menos. Lo que realmente importa es el resultado y la excelencia de los trabajos que una persona realiza y que podéis apreciar en nuestra cuenta de Instagram.

Nuestros cursos están diseñados basándome en mis 7 años de experiencia, pero muchos de vosotras os preguntáis (y con mucha razón) sobre si es mejor hacer un curso online o uno presencial. Por esto, he decidido contestar a todas con este breve artículo en el que no intento convencerte tal como lo hacen esos vendedores de la teletienda, sino que quiero que tu misma te des cuenta de todas las ventajas que un curso online tiene sobre uno presencial. Sin más, vamos a comenzar.

El ritmo de aprendizaje lo marcas tú.

Hagamos un breve ejercicio: cierra tus ojos e imagina que harás un viaje maravilloso que te hace un montón de ilusión y que tienes dos formas viajar. En primer lugar, tienes un tren que va con más calma y te deja ver los paisajes, las montañas y esa vida tranquila de los pueblos. También tienes la segunda opción que consiste en un tren rápido en el que tardas lo menos posible, es decir de forma EXPRESS. Cuando aprendemos una nueva habilidad funciona de una forma similar y siempre es mejor conocer los detalles; no se trata de que te digan que el mundo es mundo, sino de entender por qué es mundo.

En el caso de aprender a realizar una buena manicura, los detalles son el secreto del éxito y dedicar tiempo a las cosas pequeñas marcará la diferencia entre un manicurista de valor y la que no entiende bien lo que hace. Los cursos convencionales que se hacen de forma presencial habitualmente tienen una duración de entre 1 o 2 días en los que todos tienen que apresurarse y aprender al ritmo del resto; no hay tiempo para los detalles y esto es algo que yo misma lo he vivido. El agotamiento mental luego de estos cursos EXPRESS es lo peor que se puede hacer cuando quieres ser un manicurista profesional.

Por lo contrario, los cursos de manicura Online tienen una duración de entre 3 y 5 semanas en donde tienes suficiente tiempo para ir paso a paso y entender el porqué de todo lo que estás haciendo, dónde tienes suficiente tiempo para pasar de una técnica a la otra y dominarla de la mejor forma. ¡No te olvides que aprender una profesión a la que vas a dedicar tu vida requiere tiempo, esto no es magia! ¡Aquí tienes dos billetes de tren, ahora es el momento de decidir a cuál te quieres subir tu!

¿Un curso completo online o uno presencial con prisas y escaso?

Otra de las ventajas de un curso online es que te facilitará unos conocimientos mucho más completos. Cuando se trata de una profesión que se basa en los pequeños detalles, es importante entender que todo funciona como un engranaje perfecto donde cada pieza milimétrica juega un papel fundamental. Este curso de Técnico Manicurista tiene un secreto que no todos observan al primer momento, es un truco bajo la manga que hemos querido mantener oculto, pero ahora vamos a revelar de qué se trata.

Durante estos últimos años de experiencia y después de los muchos cursos de manicura presenciales frustrantes que he tomado, he aprendido la forma en la que NO se debe enseñar una profesión, por eso me he dedicado a distinguir entre lo bueno y lo malo para un estudiante y mi descubrimiento más importante es que ser manicurista profesional es más complejo de lo que parece; no se trata simplemente de aplicar una capa de esmalte para uñas. Aquí es importante ver la profesión como un puzle en el que pondremos frente a ti todas las piezas de las que se compone una manicura profesional y te enseñaremos con detenimiento y dedicación cómo funciona cada una de ellas.

Imagínate ahora que ya cogiste el tren que querías y que en tu mesita de estudio tienes el puzzle. Vas a entender mucho mejor el puzle cuando veas la globalidad y totalidad de lo que contiene. ¿Verdad que es mucho más fácil hacerlo viendo todas las piezas de las que vas a disponer? Mientras que en los cursos presenciales te vas a encontrar con una pieza de puzle en cada vagón express, en nuestro curso te ponemos sobre la mesa todas las piezas para que te sea más fácil entenderlo todo, paso a paso.

La exclusividad es la clave de toda buena educación.

Algo paradójico de los cursos presenciales es que la mayor parte del contenido lo “aprendes” por medio de una pantalla. ¡Si Si a traves de una pantalla de television! Entonces, me pregunto ¿dónde está lo “presencial” de los cursos presenciales? En realidad, sólo hemos pagado por la silla y por aprender a una velocidad absurda, sin contar las demás personas con las que uno tiene que competir para conseguir el mejor puesto cuando se asoma encima del profesor para ver que es lo que este está enseñando. Los cursos Online dan un paso adelante y están pensados para enseñar a todos de una forma exclusiva. Tú, desde tu casa tienes una clase privada pensada y diseñada exclusivamente para ti, donde estás a solas conmigo (la experta y la profesora) y tienes los detalles con la mejor calidad en la sala de tu casa. A ver qué prefieres un curso donde estás con otras 10 o 15 personas tratando de no quedarte atrás o uno donde hay suficiente tiempo para que aprendas a tu ritmo, bien y sin carreras.

También, gracias a las facilidades del curso online, el contenido lo ves en primera persona, en alta calidad, en tu pantalla. Esto te permite observar los detalles más pequeños que difícilmente podrás ver en un curso presencial salvo asomándote por encima de todas las cabezas y empujando a otras 10 alumnas en el aula para obtener tu mejor vista.

Otro punto indiscutible que posicionan los cursos online por encima de los presenciales es la comodidad. Este 2020 nos ha enseñado que la vida virtual es perfectamente compatible con la tradicional, y la educación sí que ha sabido traspasarse al mundo digital. De hecho, no es nada extraño pensar que las formas de educación se van a mudar cada vez más hacia las pantallas de los ordenadores, móviles y tabletas. La revolución digital ya es una realidad y llegó para quedarse.

El ritmo de vida que muchos de nosotros tenemos no nos permite comprometernos en horarios complejos, por lo que un curso virtual viene perfecto para que armonices tu nuevo curso de manicura con tu vida de trabajo, tu familia, tus amigos y hasta tu tiempo de ocio.

Todos tenemos obligaciones que no podemos dejar de lado y la poca flexibilidad de un horario de clase en un centro de enseñanza, ya no tiene sentido en un mundo globalizado donde todo está disponible en Internet, y como bien dicen algunos; si no está en Google, no existe o ya está obsoleto.

Una vez más, volvamos a la imagen del viaje en tren, este es un viaje que te alegra mucho y en el que tienes muchas ilusiones, pero no tienes que esperar a que sean tus vacaciones o navidad, lo puedes hacer cuando quieras porque este billete no tiene fecha determinada y puedes ir a la terminal cuando quieras.

Sólo imagina esta escena por unos momentos: acabas de llegar a tu casa, estás cansada de tu jornada del día y tomas un pequeño descanso frente a la televisión o el móvil, luego comes algo ligero y una copa de vino o un refresco te estará esperando para crear un ambiente de oasis en casa extraordinario. Luego de recargar tus fuerzas estas lista a ir a tu clase de manicura online donde no te vamos a saturar de técnicas, sino que te enseñaremos todo paso a paso y luego vas a la cama para dormir. Sin duda es una opción más eficiente y atractiva que ir de tu trabajo a una clase presencial totalmente agotada del trabajo de todo el día.

La relación precio-calidad es muy importante.

Los billetes de tren más caros no son siempre las mejores opciones y a veces la diferencia de dinero en el precio total de un billete no se corresponde con lo que de verdad obtenemos. Un curso de manicura online es mucho más económico porque su funcionamiento es mucho más eficiente y no hay que pagar ciertos gastos que las academias tradicionales y tienen que pagar. El local donde se imparte la clase, el traslado de los profesores al sitio y los gastos menos evidentes también son incluidos en el precio total de los cursos presenciales.

Con las clases online todo funciona de una forma distinta, no hay desplazamientos molestos, todo está digitalizado (lo que es ecológicamente más responsable) y tampoco hay necesidad de que todos queden en un lugar y a una hora determinada. Además, si piensas en la escuela donde los cursos de manicura se imparten a través de una pantalla, los gastos son realmente absurdos. Sólo piensa en todos los esfuerzos personales y económicos que te ahorras si puedes hacer un curso online en lugar de uno presencial. La balanza se vuelve a inclinar hacia la digitalización de la educación.

La repetición; todo lo aprendemos repitiendo.

¿Cómo hemos aprendido todos a decir mamá cuando éramos apenas unos bebés? ¿no es acaso, después de que nuestras madres nos han repetido muchas veces esta palabra? Queridas lectoras, esta es la forma de educación más clásica y efectiva que puede existir. Un problema fundamental de la educación presencial tradicional es que, si no lo aprendiste en el momento de la clase, no hay segundas oportunidades. Esto genera un ambiente de tensión que estropea toda buena educación.

Huye del estrés y la tensión si quieres realmente aprender algo. No hay nada mejor que poder volver a la clase, repetir un paso, retroceder el vídeo, detenerlo e ir por un refresco si te apetece y esto es justo lo que pensamos en nuestra academia.

¡Con el curso virtual, vas a poder repetir tu viaje tantas veces como quieras!

A veces menos, es más.

Pensemos otra vez en  la imagen del viaje. No te gustaría ir a este lugar soñado haciendo algunas paradas relajantes. Imagina que te detienes en un pueblito donde tienes algunos momentos para dar un paseo por un lago hermoso donde se refleja tu imagen como en un espejo. Vuelves al tren y pasado unos kilómetros hay una ciudad escondida en las montañas que guarda lo mejor de una vida rural y tranquila; sin duda, una experiencia fantástica. Luego hay otra parada en el camino y te encuentras con alguna playa tranquila donde te das un baño relajante y cálido. Estas paradas suenan mucho mejor que un viaje de horas y horas donde tu cuerpo termina totalmente agotado.

De una forma análoga funciona la educación de nuestra academia. Nos basamos en la educación de microlearnings o clases cortas donde tienes el tiempo de tomar tus clases con más detalle, interiorizar y comprenderlo todo en su totalidad. Nadie quiere la metodología antigua seguida en las clases presenciales, largas y aburridas. Sólo tienes que recordar esas viejas clases de tu cole donde lo único que querías hacer era huir lo más pronto posible, ¿te acuerdas? ¡Qué pesadas se nos hacían!

Además, está científicamente comprobado que los estudiantes aprenden mejor cuando dedican al día menos tiempo para estudiar, como por ejemplo hacer clases cortas de 15- 40 minutos, frente a aquellos que estudian 8 horas seguidas y lo único que consiguen es agotar su pobre cerebro.

Bueno guapa, hasta aquí mi pequeña reflexión. Estas son las principales razones por las que estudiar online es mucho más eficiente que hacerlo en una academia tradicional. Sólo espero que escojas lo mejor y lo que más te conviene porque, con toda sinceridad, quiero que seas una profesional muy bien formada, y sobre todo, muy feliz. Acuérdate una cosa; en este viaje es tan importante el destino como el camino. Escoge siempre el viaje que te haga más completa y feliz.

Un fuerte abrazo!

Compra tu billete a tu maravilloso viaje:

Formación Completa Técnico Manicurista